Está aquí: aida-itea Revista ITEA Contenidos 2017

Contenidos

Artículos en Prensa

View English Version
Volumen 113-3
Agentes causales de intoxicaciones mortales en ganado bovino en España
Descargar Artículo
https://doi.org/10.12706/itea.2017.014
Autores: R. García-Arroyo, A. Quiles, M.L. Hevia y M.P. Míguez
Volumen: 113-3 (228-243)
Tipo de Artículo: Producción Vegetal
Palabras Clave: Carne, leche, Pteridium spp., Quercus, taninos
Resumen: Valorar la importancia de los agentes causales de intoxicación en un país es difícil debido a la falta de datos existentes en este campo. Por este motivo, el objetivo de este trabajo es identificar los agentes causales de mortalidad por intoxicación en el ganado bovino en España y valorar la frecuencia de presentación de cada uno de ellos. El método utilizado es un estudio epidemiológico basado en los datos sobre las muertes por intoxicación en el ganado bovino de una compañía de seguros (2000‑2005), diagnosticados por peritos veterinarios que utilizaron la anamnesis, la necropsia y/o las pruebas de laboratorio para certificar la causa de la muerte.
Se identificaron 33 agentes causales diferentes: 20 vegetales y 13 no vegetales. El 72,31% de las muertes las causaron los agentes vegetales, siendo la tasa de mortalidad mayor en ganado de carne que en ganado de leche (27,28 vs. 1,17 muertes por 100.000). Destacaron por las mayores tasas de mortalidad en ganado de carne, los vegetales con efectos hemotóxicos (13,72 muertes por 100.000) y con efecto nefrotóxico (10,85 muertes por 100.000). Por el contrario, los agentes no vegetales provocaron mayor mortalidad en ganado de leche que en ganado de carne (1,38 vs. 0,46 muertes por 100.000) destacando como el principal agente, en ganado de leche, la pulpa de aceituna (0,72 muertes por 100.000).
En conclusión, las causas más importantes de mortalidad por intoxicación en ganado vacuno en España son la ingestión de helecho y de frutos, hojas y brotes de Quercus, probablemente debido a que su alta dosis letal permite al ganado consumir ciertas cantidades de estas plantas sin sufrir síntomas de enfermedad, cuando no tienen cubiertas sus necesidades nutritivas.
Volumen 113-3